Aprendiendo Kung Fu

 APRENDIENDO KUNG FU Y NO TÉCNICAS DE KUNG FU

 

Pensamiento Tradicional chinoEn la mañana soleada del 27 de mayo de 1987, tuve la honra de ser aceptado en la Familia Moy Yat. Las primeras palabras de su Líder, el Gran Maestro Moy Yat, después de anunciar su decisión, sonaron como una alerta para mí: “Que quede bien claro para tí; yo enseño Kung Fu y no técnicas de Kung Fu”.

Esa advertencia fue hecha también por la Profesora Anne Cheng, al escribir en su libro “Historie de la Pensée Chinoise” (1997) que el término Kung Fu fue popularizado en un sentido un tanto reductor por el género cinematográfico del Kung Fu.

 Doctora Ann Cheng En ese sentido “un tanto reductor” del término que encontramos en diccionarios, donde la palabra Kung Fu es definida de modo bien específico, refiriéndose al como: Kung Fu “Arte marcial China que remonta al período de la dinastía Chou (1111 a.C – 225 a.C), simultáneamente forma de cultura física, técnica de desarrollo espiritual basado en ejercicios de concentración e instrumento de defensa personal”.

Doctor Lin Yuntang de la Universidad de Pekin Entretanto, tradicionalmente en la China, ese término era usado de manera mucho más amplia. Basta consultar el Lin Yutang´s Chinese-English Dictionary of Modern Usage (1973) para verificar como el término Kung Fu puede ser entendido:

   Tiempo y energía utilizados en un trabajo

   Grado de perfeccionamiento optimo en cualquier línea de trabajo.

 

Anne Chen Pensamiento Kung FuLa Doctora Cheng parase corroborar con el diccionario organizado por el Doctor Lin, cuando escribe que la idea de Kung Fu, en la China, está ligada a todo práctica al mismo tiempo física y espiritual y designa el tiempo y la energía que se dedica a una práctica con la finalidad de conseguir un cierto nivel; tratándose de un aprendizaje de un saber hacer que no se transmite por las palabras.

Esta última parte de la charla de la Profesora Cheng, – un saber hacer que no se transmite por las palabras -, es un punto que fue profundizado por el Profesor François Jullien, cuando mencionó que la noción de Kung Fu dice respecto al pasaje de manera espontáneo de la dificultad para la facilidad.   Según él, la noción de Kung Fu puede ser tomada como “una inversión paciente de donde resulta y madura la facilidad”.

Sinólogo François Jullien De esta manera esa transformación, que se revierte el esfuerzo en su contrario, la facilidad, es el resultado desprendido de una inversión. Al hacer esta inversión, se produce, sin percibir, un fruto; sin que se sepa como pasó de un estado de dificultad para un estado de facilidad.

En esta inversión que fue hecha, algo madura progresivamente, que es el contrario de la dificultad, y hace con que el fruto de este proceso de madurez venga por sí mismo.

El Doctor Jullien llama esto de “inmanencia” y ella llega naturalmente, sin pensarla.  Para él, lo interesante de todo esto es que no hay un equivalente a la noción de Kung Fu en el pensamiento Occidental, donde no fue analizado la inversión del esfuerzo y su transformación en su contrario.

Leo Imamura (Moy Yat Sang)

 

 

Deja un comentario