Aprendiendo Ving Tsun en el contexto adecuado

Aprendiendo Ving Tsun en el contexto adecuado

 Experiencia de Manuel de Heredia en el Nivel Básico del Sistema Ving Tsun, ”Siu Nim Tau”, en el marco de acceso al Nivel Intermedio, ”Cham Kiu”.

Acabo de finalizar el primer nivel del Sistema Moy Yat Ving Tsun, denominado Siu Nim Tau, y voy a explicar brevemente lo que ha significado para mí vivenciar dicha etapa del Sistema Ving Tsun.

Antes de empezar, creía saber en qué consistía el aprendizaje que iba a llevar a cabo, ya que mi Sí fu Marcelo Navarro me había hablado acerca de ello durante mi Ving Tsun Experience (Siu Nim Do). Hoy en día, reconozco que tan solo me hacía una ligera idea de en qué consistía ese aprendizaje y entender su contexto.

Lo primero en llamar mi atención, fue la manera en que me acogieron los miembros de esta familia Kung Fu, haciéndome sentir como uno más de forma agradable y natural.

Aún habiendo realizado el curso introductorio, empecé a ver que aprender Ving Tsun (Wing Chun / Wing Tsun) tradicional era algo mucho más complejo de lo que yo pensaba. En el Mo Gun (escuela) y en las personas que lo conformaban había algo más aparte de técnicas y posiciones corporales de combate, aunque yo no alcanzaba a comprender qué era.

Pasaba el tiempo, y los dispositivos del Sistema empezaron a mostrarme aspectos de mí mismo, en los cuales pocas veces me había parado a pensar, tanto buenos como malos.

Esto es porque dichos dispositivos hacen que se vea quién eres realmente, ya que te hacen vivenciar corporalmente situaciones de mucho estrés, las cuales sólo vas a poder superar estando completamente relajado, pudiendo percibir así qué es lo que demanda cada situación y, de ese modo, afrontarla con éxito.

A través de éstas vivencias simbólicas, empecé a transpolar a mi vida diaria la actitud con que afrontaba situaciones del día a día, ya sea consciente o inconscientemente.

Además de la excelencia de los dispositivos de aprendizaje, quiero destacar la importancia que ha tenido la familia Kung Fu en mi proceso marcial. Esto se debe a que, la única manera de enriquecerse completamente con éste proceso, no puede llevarse a cabo sin el contexto adecuado, el cual me ha brindado mi familia Kung Fu. Bien pasar tiempo con mi Si fu, compartir ratos libres con mis Si Hings (hermanos mayores) y Si Dais (hermanos menores), o realizar tareas simples en el Mo Gun, ha propiciado que mi Kung Fu haya crecido notablemente estos últimos meses.

Actualmente, comprendo y aprecio un poco mejor la valía que tiene aprender este Sistema de Ving Tsun tradicional. Es un honor formar parte de esta familia y espero que pueda servir de ayuda tanto a nuevos miembros como a generaciones futuras.

 

Volver al inicio

Deja un comentario