DENOMINACIÓN MOY YAT VING TSUN KUNG FU EN ESPAÑA

Escuela de Ving Tsun

Familia Moy Ma Si Lou de Ving Tsun Kung Fu

La Denominación Moy Yat Ving Tsun en España es sinónimo de excelencia en la preservación del Sistema Ving Tsun en todo el mundo. Refleja el legado de uno de los mayores maestros de Artes Marciales del siglo XX, el Gran Maestro Moy Yat (1938 – 2001).

La Denominación fue concebida en el año 1957 e instituida en el año 1964 en la ciudad de Hong Kong.
Su dimensión ganó mucha importancia cuando fue introducida en 1973 en la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

En el año 2002, la Denominación Moy Yat Ving Tsun fue reconocida en China, cuando el Museo del Patriarca de Ip Man en Foshan posicionó a Moy Yat como el único discípulo del Patriarca Ip Man radicado en occidente (junto con el legendario Bruce Lee), en tener una destacada mención en el Ip Man Museum.

El Ip Man Museum es el organismo oficial chino para la preservación y divulgación del legado del Patriarca Ip Man considerado uno de los más importantes linajes del Sistema Ving Tsun en el mundo.

En el Museo hay un apartado en homenaje al Gran Maestro Moy Yat en el cual está escrito lo siguiente:

“Moy Yat (1938 – 2001), natural de Duen Fan, Toi San, Kwong Dung. Desde joven se volcó a las artes marciales. Siguió a Ip Man para practicar. En 1965 fundó en Hong Kong la Ving Tsun Moy Yat Gwok Sut Gin San Hok Yuen, donde fue la primera referencia en años, siendo muchos sus discípulos.

En 1973, Moy Yat llevó su habilidad hasta América y en Nueva York continuó estableciendo escuelas y aceptando alumnos. Frecuentemente, él iba a varios países a dar seminarios. Sus discípulos también fundaron escuelas y aceptaron alumnos en todos los rincones. Moy Yat enfatizó que sus Dai Ji (discípulos) respetaran a los Maestros y valorizaran el camino, mantuvieran los ritos y tuvieran cuidado y respeto. Por eso, mereció la admiración de colegas de trabajo y de los Tung Mun (condiscípulos).
El conocimiento de Moy Yat era amplio: escritura, escultura, pintura y literatura. Además de escribir artículos, actuó como consultor de este museo. Puede ser considerado como poseedor de Man (Intelectualidad) y Mo (Marcialidad) ambos persuasivos”.

Entretanto pocos saben exactamente sobre lo que representa la denominación. Su complejidad de concepto, típica de un intelectual como Moy Yat, raramente es alcanzada por una persona que poco conoce sobre la cultura china.

Mi intención es poder presentar por primera vez en español los pensamientos que según el director del Museum of Foshan, Leung Kwok Ching: “Moy Yat fue uno de los principales discípulos de Ip Man de repercusión internacional”.

Para empezar me gustaría aclarar que todos estos pensamientos y apreciaciones son expresados por mi persona en base a lo vivido en las pequeñas oportunidades que estuve con Si Gun Moy Yat y en los largos momentos que aún hoy disfruto con mi Si Fu de Vida Kung Fu.

Es obvio que no tengo autoridad para hablar en nombre de mi Si Gung Moy Yat – nadie la tiene- pero después del camino recorrido hasta ahora en las Artes Marciales que comencé desde muy joven y en especial los últimos 16 años, en los cuales, he tenido la gran oportunidad de seguir a mi Si Fu y Mentor Leo Imamura, discípulo directo del Gran Maestro Moy Yat, compartir sus reflexiones, sus vivencias personales con el Gran Maestro Moy Yat y principalmente su visión en la preservación de este Legado; creo que puedo compartir mi intensa experiencia en esta jornada marcial que me sirvió para mi crecimiento como artista marcial, profesional y persona.

Todo lo que he aprendido sobre esta cultura tan lejana a la nuestra, la china lo he ido asimilando a través de la vivencia en esa relación tan especial que es la de Si To (Maestro – Discípulo).
Una relación que siempre contempla el respeto por la naturaleza de la persona y nos pone en contacto directo con el conocimiento de uno mismo y en donde no hay simulaciones, misticismos o idealizaciones, sólo un contexto sano de relación y aprendizaje continuo.

Al igual que el Gran Maestro Moy Yat, mi Maestro siempre usa el dialecto cantonés para pronunciar los términos chinos. De esta manera será ese dialecto el que usaré para el recorrido que hoy nos convoca. Mi idea de escribir sobre la visión del Gran Maestro Moy Yat tratará de ser clara y reveladora como en cada momento lo ha sido para mí, a través de la propia experiencia y aprendizaje con mi Si Fu Leo Imamura. El no sólo me ha guiado a como aprender por mi mismo a abrir las diferentes puertas del Arte sino también, me ha trasmitido la riqueza de este Sistema a través del pensamiento de Moy Yat, su arte, su persona y su Legado.

Espero que estos pequeños textos contribuyan en su inquietud de comprender mejor que es Moy Yat Ving Tsun.

Marcelo Navarro Fernández