EXPERIENCIA EN EL NIVEL AVANZADO BIU JI

 

Mi experiencia en el tercer dominio del Sistema Ving Tsun (Wing Tsun), Biu Ji, desde su comienzo, me resultó intensa, reveladora y, a su vez, me ayudó a poder comprender mejor lo que uno venía estudiando en los dos primeros dominios, Siu Nim Tau y Cham Kiu.

Joaquin realizando biu ji abril 2015Cuando comencé el Nivel Avanzado, me fui dando cuenta que uno entra en un universo más maduro, en donde el nivel que el propio dominio exige, es ya de comenzar a “ser adulto” en lo aprendido anteriormente. El alto grado de profundidad con el que uno va rescatando aciertos, dudas y agujeros que fueron quedando en el camino, y de qué forma se estudian y se consolidan y se solventan para continuar el estudio.

Es, además, interesante como se fueron posicionando en su sitio las dudas o la propia incomprensión del Sistema, y comenzar a ver de forma clara el porqué del proceso definido dentro de un Sistema Ving Tsun o Wing Tsun.

En mi caso, fue una experiencia muy significativa, ya que la racionalidad de mi cabeza ya no tenía tiempo para reaccionar ante la realidad que me exigía bien el contenido principal, o bien los contenidos asociados de Chi Sau o Chi Geuk. Había que hacerlo cuando se requería, cuando se necesitaba, no existía tiempo para razonarlo.

Todo ello me ayudó a comprender mejor la estructuración de Sistema. Todo aquello que habíamos cimentado en Siu Nim Tau y afianzado en Cham Kiu del Sistema Ving Tsun (Wing Tsun o Wing Chun), aquí comienza a tener una necesidad de que acontezca lo aprendido. La realidad de que las cosas ocurren cuando tienen que ocurrir, y no cuando queremos, y es allí, en ese momento, donde tenemos que solventarlas y lidiar con ellas. De lo contrario, la realidad es la propia fuerza demoledora de nuestro error en pretender cambiar algo que es inalterable, que es la realidad presente nuestra. La presente, no la futura.

Ciertamente, en el culmen del Dominio Biu Ji, uno siente los frutos y aciertos, muchos o pocos, de lo que ha venido estudiando y aprendiendo a lo largo de estos años en la primera trilogía del Sistema. Lo realmente espectacular, es que ahora se abre un enorme abanico de parámetros para estudiar, testear y profundizar.

Sin lugar a dudas, este camino de crecimiento humano, requiere cada vez más de un compromiso más profundo con lo que uno hace, y darnos cuenta de lo difícil que es vivir como uno piensa. Este proceso, es imposible sin la renovación diaria de relación con mi Si Fu, con mis hermanos y familia Kung Fu y con el propio Sistema, lo que hace que ese engranaje de estudio de Kung Fu, sea en un contexto real, marcial y sobre todo, humano.

* RETORNAR PRINCIAL *                                              * SIGUIENTE *