Una experiencia en Ving Tsun

Una experiencia en Ving Tsun Kung Fu

Experiencia de Israel Sancenón de Valencia, en Ving Tsun Experience

  Podría resumir mi experiencia en dos palabras: positiva e impactante.

 Positiva :   porque me ha permitido ver, descubrir, intuir, y entrenar de una manera progresiva y bien estructurada, un poco de lo que puede ser o en lo que se puede basar el Arte Marcial llamado Ving Tsun (Wing Chun / Wing Tsun).

Además, el Ving Tsun Experience te va preparando mental y corporalmente para el comienzo del Sistema y del primer nivel (Siu Nim Tau), lo cual se agradece mucho. Luego me he encontrado con algo que no esperaba, y es que a través de la práctica, por diferentes motivos llegas a conocerte a ti mismo mucho mejor, lo cual te lleva a  crecer como persona.

 Impactante :   porque desde el comienzo  te das cuenta de que aprender Ving Tsun / Wing Chun Kung Fu no es tan fácil como pensabas, más bien todo lo contrario, es bastante difícil (sobre todo al principio) ya que requiere por tu parte de un gran esfuerzo a nivel mental por tener que asimilar todos los nuevos conceptos. Además, tienes que olvidarte de todas esas ideas preconcebidas que tenías de otras formas de entender y entrenar, las cuales has ido adquiriendo con el paso de los años. Y a nivel corporal por todos los detalles y matices que tienes que tener en cuenta para conseguir que los dispositivos te salgan bien. A veces, cuando práctico en el Mo Gun (escuela), me siento como un bebé que está aprendiendo a caminar.

 En conclusión, Ving Tsun Experience es una vivencia muy recomendable , sobre todo si tienes ganas de aprender un Arte Marcial tradicional chino auténtico y diferente de lo que conocemos hoy en día como estilo de lucha.

 Cuando acabas el curso introductorio, se hace una ceremonia de introducción (Hoi Kuen) donde se te da la bienvenida a tu nueva familia Kung Fu. Es un acto bonito y especial que compartes con compañeros que están en tu misma situación. Además, tienes el apoyo de muchos de los compañeros que ya han pasado por este momento. Mi ceremonia fue en diciembre del 2012,  ese día me di cuenta  que este camino que había iniciado iba muy en serio.

 Han pasado los meses y ya estoy  de lleno metido en el primer nivel del Sistema Ving Tsun o Wing Tsun Kung Fu (Siu Nim Tau) y aunque esto es otra historia, no quería dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a mi Si fu y a todos los compañeros que forman esta gran familia, por ayudarme en mis entrenamientos y así poder avanzar en mi jornada marcial.

 Israel de Valencia

Volver al Inicio

Deja un comentario