Un esquema mental para la eficacia

Sistema Ving Tsun de Kung Fu –  Un esquema mental para la eficacia

KUen Kuit Dominios.jpgExisten varios ejemplos de la utilización de un Sistema o Hai Tong para la construcción de un esquema mental para la eficacia.  Estos proveen un contexto en el cual, la experiencia vivencial es de suma importancia tanto la intelectual como la corporal, dado que en ambas, utilizaremos la percepción como puerta de entrada al aprendizaje.

Desde este punto de vista un Hai Tong nos posibilita, de primera mano, tomar la realidad como fuente de sabiduría.  La cual está insertada en ella de  manera inmanente.  Aportando un conocimiento que no  necesita de reinterpretación sino de conciencia por parte del hombre y por el cual a través de nuestra propia experiencia sensorial podamos llegar a ser eficaces en nuestras acciones y elecciones del momento en el que vivimos.

Uno de los ejemplos que podemos basar esta idea de Hai Tong, lo podemos encontrar en el Yi Jing ( I Ching) , texto muy importante para los intelectuales chinos,  que bajo la visión de Wang Bi (226 – 249 a.C), toma una importancia que va más allá de lo esotérico y adivinatorio.  Contrastando la riqueza de las estructuras visibles del Yi Jing (I Ching)  y profundizando en su estudio, para llegar al entramado invisible de la interacción de lo particular a lo general y su capacidad de mudanza.

Wang Bi aportará una noción en donde el  Yi Jing se transforma en una potente herramienta de orientación hacia la eficiencia.

El Pensamiento Clásico Chino se expresa hacia la dirección de la eficiencia y la validación de esta, en la vida real.  El antiguo pensamiento estratégico chino  se despliega en las diferentes facetas y contextos de la vida cotidiana.  En donde la realidad y sus cambios o mutaciones puedan ser anticipados.

Así, al anticiparse en el tiempo y al adecuarse perfectamente a la lógica de los acontecimientos, el hombre sabio que conoce los entresijos del proceso, a través de su vivencia, es capaz de desplegar una acción sin desgaste, sin rigidez, que se transforma y se adapta al ritmo de los acontecimientos y que al ajustarse a los patrones de la razón interna que vertebra todas las cosas, obtiene en consecuencia el máximo de eficacia.

 El grado de profundización en el entramado de la realidad es simple bajo esta visión pero no es de sencillo acceso; no está al alcance de cualquier persona y esto los antiguos pensadores lo sabían.  Por esta razón, la cultura China fue desarrollando Sistemas de Variación que fueron estudiados y utilizados en diferentes campos de la vida del hombre;  como el artístico, el político, el militar o simplemente el marco de vida diaria y cotidiana.

Textos como el Chung Jung que guardan recopilaciones de los discípulos de Confucio en donde  este Gran Pensador que vivió entre el 551 a.C  y el 479 a.C , da claros ejemplos de la utilización de este tipo de esquemas mentales para acrecentar nuestra percepción de las posibilidades que nos brindan las situaciones de la vida y sus diferentes variaciones, usando la experiencia consciente, para acceder al entendimiento de nuestra eficacia.

La experiencia en un Sistema no radica en la repetición de un conocimiento como en el caso de un método; en donde el saber se consigue a través de la repetición de los mecanismos involucrados.  La experiencia en un Sistema de Variación contiene fases que podrán ser más o menos estructuradas; pero buscando con toda  complicidad estratégica, de proporcionar libertad de acción al individuo,  para que este consiga llegar a su propia manera de eficiencia.

El Sistema Ving Tsun de Kung Fu es un claro ejemplo de Hai Tong o Sistema de Variación, que puede ser usado para el combate o para la vida.  El Sistema VingTsun fue estructurado como un medio que proporciona  listados de diferentes experiencias de escenarios simbólicos de combate.

En esta vivencia marcial  el practicante tiene condiciones de desarrollar un esquema mental para una comprensión de la mutabilidad de las cosas y la importancia de lidiar eficazmente con ellas a través de la anticipación. Esto lo realiza desde lo general del Sistema que está estructurado en sus seis dominios;  a lo particular que son el listado de interacciones que tendrá que evaluar a través de los diferentes escenarios, los cuales son proporcionados por los marcos marciales en particular de cada Dominio.

El practicante de Ving Tsun Kung Fu accederá de manera paulatina a un mayor grado de conciencia de las oportunidades y el potencial de una situación, como también de las limitaciones asociadas a un momento dado de las mismas.

Nosotros los artistas marciales consideramos que conociendo la situación temporal y la posición en las que algo se sitúa en el gran orden natural y universal de las cosas, es posible comprender la razón de sus cambios y extraer conclusiones acerca de su devenir, y poder tomar  decisiones que nos lleven a una mayor eficacia que contribuya a un desarrollo humano rico y constante

Marcelo Navarro Fernández

Volver a Editorial

Deja un comentario