Sistema de autoconocimiento y no violencia

Experiencia de José de las Heras en el Nivel Básico del Sistema Wing Chun – Ving Tsun-, Siu Nim Tau.

Acceso Jose de Las HerasToda mi vida he querido practicar artes marciales, pero no de la forma en que se hace en los gimnasios habituales, por el exceso de violencia y dureza que usan.

Me acuerdo cuando leí un libro del hijo de Morihei Ueshiba, creador del Aikido, donde contaba que  hizo un viaje a Occidente para ver cómo estaban las artes marciales, y se quedó muy sorprendido al ver que sólo nos habíamos quedado con la parte de lucha y competición. Por eso empecé Tai Chi Chuan.

Al practicarlo durante años, quise probar algo más donde hubiera más interacción con un compañero, y cuando encontré la escuela de Ving Tsun (Wing Chun) del Maestro Marcelo Navarro encontré lo que quería, un arte marcial que se aprende a través de la no violencia y del  conocimiento tanto de uno mismo como del compañero.

Aprendiendo mediante un sistema de movimientos que va evolucionando, que es casi un juego en el que tienes que pasar niveles cuando estás preparado, aprendes y refinas sin darte cuenta un sistema de defensa preciso y efectivo. Todo este proceso está acompañado por todos los miembros de la escuela que forman la  Familia Kung Fu, y que son la verdadera energía que hace que todo funcione y que te encuentres como en casa desde que entras por la puerta.

Así que, esto es lo que he experimentado durante la práctica del Nivel Básico del Sistema Wing Chun o Ving Tsun, Siu Nim Tau, la realización de algo pendiente durante muchos años. No es fácil para una persona que rechaza el conflicto aprender un arte marcial, pues siempre implica pegar al compañero.  Me siento muy a gusto cada vez que voy a una sesión colectiva, donde siempre aprendo algo y siempre y me doy cuenta de lo poco que se, o cuando voy a una Máster y Si Fu me lleva a descubrir cosas nuevas, algo que incrementa mis ganas de que llegue la siguiente.

Además están la relaciones con los compañeros y todo lo que se desprende de ellas. En general es un continuo conocimiento a través de la experiencia corporal y de relaciones humanas, que es exactamente lo que busco y lo que me llena.

 

 

Volver a Ceremonias